Razones importantes por las que el castigo físico es una manera terrible de criar a un niño

Mi primer hijo es un niño gentil y amante de la paz que no lastimaría a una mosca. Durante los primeros años de su vida, estaba seguro de que podía tomar todo el crédito por su naturaleza tranquila y amable. Fue claramente una historia de éxito para los padres, porque ¿no son los niños un producto de su entorno?

Eso pensé hasta que mi segundo hijo mordió a un bebé en la cabeza. Así es, a veces mi casi dos años de edad hija lastima a sus amigos. Como padre, ¿también me tomo el crédito por eso?

Cuando se trata de golpear y lastimar, generalmente hay una interacción de la naturaleza y la crianza. Sí, el ambiente y los enfoques parentales impactan este comportamiento. Pero también lo hacen las tendencias genéticas, de desarrollo y biológicas.

Independientemente de la causa, los padres pueden sentirse muy molestos y molestos cuando ven este tipo de comportamiento. Sin embargo, muchas veces golpear y lastimar caen dentro del rango del desarrollo normal. Cuando son tratados con respeto y disciplina gentil, pueden manejarse de manera positiva.

Cuando se trata de golpear y lastimar, es importante entender que hay cinco razones principales por las que los niños pequeños lastiman a otros.

1. sensorial

Muchos niños tienen sensibilidades sensoriales. Eso significa la forma en que toca, siente y explora el mundo es diferente de la forma en que lo experimentas. Como resultado, pueden ser más propensos a apretar, pellizcar, empujar y patear a otros niños. Es posible que vea este tipo de comportamientos a medida que crecen y se desarrollan. Cuando comenzamos a identificar tendencias sensoriales, podemos ayudar a nuestros hijos a encontrar formas más socialmente apropiadas para satisfacer sus necesidades sensoriales.

Gana Dinero Online
Guanábana, la cura milagrosa del cáncer y otras enfermedades

Los niños tienen sensibilidades sensoriales o requieren un aporte sensorial más que típico. Los niños que tienen un sistema sensorial extra sensible pueden estar en alerta máxima. Eso significa que si están abarrotados por otros niños o se tocan de una manera que los incomoda, podrían golpear o doler como reacción. Los padres pueden ayudar respetando la necesidad de espacio de sus hijos y eliminándolos de situaciones demasiado estimulantes.

Por otro lado, algunos niños necesitan más información sensorial. Estos niños pueden golpear o doler como una forma de explorar las sensaciones del tacto. Ejemplos de esto serían los niños que abordan, luchan, pellizcan, aprietan y lastiman de otras maneras que les proporcionan la estimulación adicional que buscan. Para estos niños, puede ser beneficioso darles estimulación sensorial adicional, abrazos tan grandes y masajes de presión profunda. Buscar una evaluación de terapia ocupacional puede ser para niños que muestran sensibilidades sensoriales significativas.

2. Comportamiento

Cuando vemos que un niño es golpeado, tenemos la tendencia a reaccionar fuertemente, lo cual es completamente comprensible ya que este tipo de comportamiento es completamente inaceptable en nuestro mundo adulto. Por lo tanto, realmente golpea un nervio.

El resultado es que a veces nos asustamos.

Tendemos a prestar mucha atención a los episodios de golpes y heridas. La atención puede ser muy atractiva para los niños, ya sea positiva o negativa. En lugar de responder a estos incidentes con gran dramatismo, unrespuesta tranquila y centrada Será más efectivo.

3. curiosidad

Mi hija tiende a lastimar a los niños que tienen las mayores reacciones. Una vez la vi empujar suavemente a una niña con un dedo, y el otro niño estalló en una gran crisis. Hay mucha curiosidad que juega con esto. ¿Qué sucede cuando uso mi cuerpo de esta manera? ¿Qué tipo de reacción puedo provocar de esta persona? O desde una perspectiva más amplia: ¿cuál es el impacto de mis acciones en el mundo?

Gana Dinero Online
Bananas: conoce una dieta efectiva que te ayuda a bajar de peso

Todas estas preguntas son naturales y apropiadas para el desarrollo de los exploradores en ciernes. En estos casos, sacar a un niño de la situación y redirigirlo a otra actividad de interés a menudo satisfará esta curiosidad.

4. Energía

De alguna manera, los niños son como cachorros. Son llena de energía—Que la energía puede vencerlos y comienzan a actuar como locos.

Esto podría surgir de maneras tales como ser destructivo o dañar a otros. Entonces, si un niño ha estado encerrado todo el día en el interior, es posible que deba gastar esa energía con más regularidad. Eso significa salir, estiramiento y ejercicio como una forma de gastar esa energía extra.

5. Comunicación

Antes de que nuestros niños tengan habilidades adecuadas de lenguaje y razonamiento, tienden a usar sus cuerpos para comunicarse.

Te puede interesar: Aquí están las bebidas refrescantes para adelgazar y desintoxicar tu organismo

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.